-Caso Herrera de Noble o Noble Herrera- Fallo trascendente de los jueces de la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín respecto de los autores y cómplices de los apropiadores de bebés

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín, integrada por los Dres. Hugo Daniel Gurruchaga, Daniel Mario Rudi y Alberto Daniel Criscuolo, se caracteriza por la defensa de los derechos humanos durante la última dictadura militar respecto de los casos de apropiadores de bebés. La misma Sala II apartó al juez Conrado Bergesio del conocimiento de caso, debido a que no ordenaba la toma de muestras de ADN.

El caso presenta la dificultad de que los presuntos damnificados por la apropiación –es decir los que eran menores de edad al momento del hecho- en actuación conjunta con la imputada, se niegan a la extracción de sangre para proporcionar sus muestras de ADN para que se cotejen con la totalidad de muestras existentes en la base del Banco Nacional de Datos Genéticos.

Para tales casos el reformado Art. 218bis del Código Procesal Penal establece que se procederá a tomar material alternativo. Es decir, se ordenará el secuestro de objetos que contengan células ya desprendidas del cuerpo (por ejemplo: peines, cepillos, ropa interior, etc.).

La extracción de sangre sin conformidad de la presunta víctima no está expresamente contemplada en esa disposición legal (Art. 218 del Código Procesal Penal de la Nación).

Pero en los autos de mención cuando se realizó ese procedimiento, en forma reiterada las muestras tomadas estaban deliberadamente contaminadas: había células masculinas en la ropa interior femenina y ADN de diferentes personas en pantuflas y peines.

Al señalarse esa situación en el voto del Dr. Hugo Daniel Gurruchaga, se acepta entonces que debe prevalecer el derecho a descubrir la verdad y a afianzar la justicia (preámbulo Constitución Nacional). Se consigna que las muestras alternativas halladas en distintos objetos no fueron útiles y estaban contaminadas y se autoriza excepcionalmente la extracción de sangre, incluso sin conformidad de las presuntas víctimas, para cotejar en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

El fallo sienta un precedente muy importante y novedoso para los casos de apropiadores de bebés durante el período de la dictadura militar.

Ante tal contundente fallo, las presuntas víctimas finalmente accedieron a la extracción sanguínea a lo que se venían negando durante muchos años.

La Cámara de Casación Penal Federal luego convalidó esa resolución.

San Martín 17 de marzo de 2011.

fallo in extenso

Posted in apropiadores | Tagged , , , , , , , , | 3 Comments